Instalaciones de biomasa para granjas

Cualquier empresa siempre busca la forma de reducir el consumo energético, pero hay negocios en los que debido a su actividad el coste se dispara. En esos casos se necesita un tipo de combustible barato y que además ofrezca cierta estabilidad económica para planificar los gastos a largo plazo.

Instalaciones para granjas

Por eso, en Ensaco apostamos por las calderas Hargassner, uno de los fabricantes más importantes a nivel mundial en calderas de biomasa. Su tecnología está pensada para aplicarse a necesidades concretas y cuenta con muchas prestaciones que ayudan al ahorro energético de empresas como granjas. Hoy queremos hablarte cómo realizamos las instalaciones de biomasa en este tipo de negocios.

¿Calderas de astilla, leña o pellet?

El ahorro energético para una granja se puede conseguir apostando por la biomasa, pero existen diferentes formas relacionadas con este tipo de combustión: astilla, leña, pellet… Este último es uno de los más conocidos y por los que más se está apostando en general a la hora de elegir una caldera de biomasa para viviendas, ¿pero es el adecuado para granjas?

Y es que según las necesidades concretas de cada caso existen otros combustibles como la leña o la astilla que pueden resultar más eficientes. Como hoy hablamos de las instalaciones de biomasa para granjas, vamos a conocer primero las diferencias entre estos tres métodos y ver cuál es la adecuada para este tipo de explotaciones.

  • Calderas de pellets. Son los más utilizados en viviendas como edificios grandes, chalets, unifamiliares… Cuentan con una cámara de combustión pequeña ya que este material, el pellet, arde de forma óptima si está amontado y en espacio reducido, pero para una granja es demasiado pequeño.
  • Calderas de leña. En Hargassner este tipo de calderas son semi-automáticas ya que la carga del combustible sí que tiene que hacerse de forma manual. Son compactas, ofrecen mucha autonomía, pero se utilizan sobre todo en entornos rurales donde es más sencillo obtener este material. La leña suele tener una longitud de entre 30 y 50 centímetros y por lo tanto se requiere mucho espacio de almacenaje.
  • Calderas de astilla. La principal ventaja que ofrecen las calderas de astilla es que su material es mucho más económico que otros como por ejemplo el pellet. Con respecto a la leña, al tener una longitud de unos 3 centímetros, permite automatizar la alimentación de la caldera. Sin embargo, requieren un espacio amplio (generalmente no compatible con viviendas) y un buen acceso para suministrar el combustible, por eso se convierten en la opción perfecta para instalar en granjas.

Instalaciones para granjas porcinas

Calderas de astillas en granjas

Una de las principales ventajas de contar con una caldera de biomasa en instalaciones como granjas es que se consiguen precios muy competitivos con combustibles como la astilla. Como hemos dicho, la astilla a diferencia de la leña se puede automatizar y además se puede tratar y utilizar cualquier tipo de madera. A continuación, vamos a ver una red de calor en explotación porcina llevada a cabo por Ensaco.

Red de calor en explotación porcina

En este caso se instalaron 120 kW para un total de 3 naves, un vestuario y una oficina. Por supuesto se utilizó una caldera de astilla Hargassner, ECO HK, de parrilla y para este proyecto requiere 140 toneladas de astilla forestal al año. El espacio necesario para la instalación fue de 10,5m2 para la sala de calderas y 45m2 para el silo más la playa.

El sistema de gestión energética se basa en 3 fases:

  • Monitorización del sistema. En esta fase se regulan los diferentes elementos del sistema: temperatura de la caldera (tanto de ida como de retorno o de los gases de combustión), temperatura del depósito de inercia, de las bombas de circulación y del depósito de agua caliente. También se monitoriza el contador térmico, las sondas de ambiente y calidad del aire, así como los indicadores virtuales.
  • Análisis de históricos y alertas. Después se pueden analizar los diferentes datos energéticos como el promedio de temperatura máxima, temperatura mínima y promedio de temperatura por semanas del año. Se genera un informe de históricos y alertas que más sirven para darnos información del coste que supone y las variaciones que hay semana a semana.
  • Medidas correctoras y asesoría de hábitos. Al contar con servicios de consultoría y gestión energética, en Ensaco realizamos posteriormente las medidas correctoras necesarias, así como una asesoría con el cliente de hábitos para ser más eficiente.

Como hemos visto, las calderas de Hargassner aplican la alta tecnología para ofrecer muchas prestaciones de cara al ahorro y todo tipo de soluciones para negocios con consumos elevados como residencias, hoteles, o el ejemplo que hemos visto de granjas.

En este vídeo Ángel Martínez, director comercial de Hargassner Ibérica, y Alberto Martínez, director técnico de Ensaco, ofrecen más información sobre las calderas de astilla Hargassner:

Deja un comentario





Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies